Por un mundo vivo
 

Encerrados en casa, con suerte teletrabajando, sin coger cercanías o metro, sin poner un pie en Sants, Atocha o Chamartín… Los no lugares semiabandonados esperando a ese desconocido: el «nuevo normal».

¿Y si aprovechamos el vacío que hemos dejado para re-imaginar esos sitios que cada día transitábamos camino de nuestros trabajos?. Los monstruos, las criaturas, etc son sólo una excusa para seguir soñando pese a todo y frente a todo.

Imaginar posibles futuros, reimaginar nuestros cotidianos, seguir dándole vueltas a lo que era nuestro día a día para conseguir que a la vuelta no todo sea más de lo mismo.

——————————————–

Intervención de fotografías con ilustración digital. Impresión en gran formato.